domingo, 21 de marzo de 2010

FRÁGIL

     Supongo que nos hubiéramos roto el corazón, éramos niños;  estábamos llenos de tanto que romper...