jueves, 2 de junio de 2011

ENFERMO.

     Estoy enfermo de ti y de tu amor de celos que como buitres se ha comido tu rostro. Estoy enfermo y desganado de tu amargo sabor, de regalarte mi existencia, de darte mi energía y que la uses como papel maché para hacer papiroflexia. Me estoy asfixiando, asfixiando de ti y de tu constante inconformidad que me mantiene atado a una cruz como un cordero desganado, harto del dolor que provocan tus manos entrando como lanza en mi costado, y de la corona de pecados que postras sobre mi cabeza. Ya no quiero más que me corones Rey de un imperio de humillaciones, hoy te lo regalo, quédatelo todo, puedes tener mi indiferencia, mi inconformidad y mi silencio, pues a mi el amor ya me ha comido el corazón como las ratas se comen las paredes.
     Si un día tuve el mundo , pues no fue más un mundo de lodo, un castillo de barajas, y tú fuiste el lobo que se lo ha comido todo. Quédatelo...
     Estoy enfermo de ti.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Let the sickness burn your soul and wash away my heart in ashes...